Las tres tipografías que resolverán tus problemas

El ser humano ha estado escribiendo desde hace muchos, muchos años.  Partiendo desde la era neolítica,  pasando por la escritura cuneiforme y llegando a lo que hoy en día llamamos nosotros escritura. Sin embargo, todavía no pudimos encontrar la manera “perfecta” de escribir y es por esto que los diseñadores, deciden tomar cartas en el asunto. Los siguientes tres tipos de letra, fueron diseñados junto a  un público especifico y con un objetivo diferente al de lograr una buena estética, teniendo en cuenta que a veces una linda tipografía, puede provocar dificultad para la lectura, distracción en el conductor, o incluso ciertos problemas para la interpretación de programadores. Tipo de letra que ayuda disléxicos a leer foto 1                     Dyslexie es una tipografía creada por el diseñador Christian Boer . El mismo es disléxico y quería hacer un tipo de letra para contrarrestar los efectos de la dislexia. Así, por ejemplo, las tipografías que tienen forma similar se deformaron para hacerlas nuevamente de una forma que se puedan diferenciar de otras parecidas. Los fondos de las formas de las letras anclan visualmente, como contrapunto a la tendencia de diferentes lectores disléxicos que necesitan mover la hoja  para poder captar mejor. Según diferentes estudios, la fuente ayuda a que los lectores lean casi el 85 por ciento más rápido.   Una fuente optimizada para los programadores foto 2           La mayoría de los programadores utilizan fuentes como Fixedsys, que se caracteriza por ser  monoespaciado (cada letra con la misma anchura) lo que facilita el cometer errores. Pero estos diseños de la vieja escuela tienden a ser agotador para los ojos. Por eso David Jonathan Ross, diseñador de la fuente, creó una tipografía llamada InPut/entrada. Tal como otras fuentes, esta nueva tipografia es monoespaciado, pero el inventor le dio gran variedad de estilos y tamaños, todos ellos destinados a hacer una fácil lectura.     Tipografía que logra distraer menos a los conductores. foto 3           Incluso si no haces la estupidez de mandar un mensaje o leer algo del celular mientras estas conduciendo, se vuelve difícil navegar el camino del GPS sin mirar el dispositivo un instante. La función tipografía Monotype desarrolló una fuente diseñada para evitar la distracción al volante. Se llama Burlingame y lo que lo hace ideal para los conductores es el hecho de que ninguna de sus letras o números puede ser malinterpretado con cualquier otro, por ejemplo, no hay ambigüedad www.casinoin.us/new-jersey-to-pursue-real-money-skill-gambling/ entre O y 0, o G y 9. Un estudio demostró que los conductores tuvieron una mejora del 13 por ciento en el tiempo de respuesta al leer Burlingame frente a otros tipos de letra. Todavía no encontramos la solución perfecta para una tipografía excelente por donde la mires. Pero cabe destacar que poco a poco, los avances llegan y los problemas en el mundo de la escritura van desapareciendo.